domingo, 1 de septiembre de 2013

No soy guapa. 
No hago cosas de chicas guapas. 
No soporto ir de tiendas y comprar ropa, 
o hacerme la manicura, (nunca lo hice). 
Si tengo que ir a la peluquería tengo un problema, 
y pasar delante del espejo más de 10 minutos 
es para mí más que mortalmente tóxico. 
No aguanto los cotilleos, ni los marujeos, ni la prensa rosa. 
Tampoco a la gente que sólo habla de eso, 
o de los terribles defectos inexistentes que tienen
sólo para que les digas que lucen bien. 
Si estoy en el súper y me cruzo con una tipa en tacones, 
tengo que hacer grandes esfuerzos para no reír como una psicópata. 
No soy guapa, y no lo seré nunca. 
Pero puedo ser un hueso. 
Eso sí. 

3 comentarios:

  1. Hola!!!
    respecto a la entrada que te comente anteriormete.. XD
    mi nombre es Claudia
    te sigo desde hace tiempo
    me agrada las cosas que publicas
    por que me identifico con muchas
    como con esta que acabas de subir

    si tienes tiempo pasa a mi blog
    :)
    cuidate

    ResponderEliminar
  2. Pues ya somos dos, salvo que no me suelo reír como una psicópata por nadie ya que normalmente ando en mis mundos de yupi. Aunque con el gore me río mucho.

    ResponderEliminar
  3. duro, crudo y pálido. sin superficialidad, sin piel que maquillar.
    mejor un hueso que una payasa con tacones.

    ResponderEliminar

escupe.