martes, 22 de marzo de 2016


Al principio, no se sabe que es el principio.
No se sabe que las cosas comienzan. 
Y de repente... empieza todo.



4 comentarios:

  1. Sin embargo del final, sí nos damos cuenta.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. También los hay que nunca ven venir el final.
      La ingenuidad humana resulta exasperante.

      Eliminar
  2. Por eso son emocionantes los comienzos

    ResponderEliminar

escupe.