miércoles, 16 de noviembre de 2016

¿Recuerdas lo que me dijiste, aquello de "ver es creer"..?
Pero, ¿qué pasa cuando 'creer lo que ves' significa 
dudar de cada concepto, de cada principio
sobre los cuales se fundamentan tu vida y tu existencia?
Una vez que dejas entrar esa duda,
¿hacia qué infierno desconocido te diriges?

7 comentarios:

  1. Hola, no sé si me recordarás porque han pasado muchos años, pero te he seguido leyendo todo este tiempo. Soy Patricia, sin blog activo desde hace tiempo pero sigo por aquí. Me he metido en el blog de Psico (ahora Decrépita) y como no tiene opción a anónimos no he podido comentarla, así que aprovecho por si te lee: tuve que volver a cambiar el número de móvil y he perdido con él su número, si me da un correo se lo mando corriendo, que tengo muchas ganas de hablar con ella.
    Y en cuanto a tí, Rubia, me alegro de seguir leyéndote. Increíble como siempre. Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola! claro que te recuerdo, el tiempo es un océano de voces y me alegra volver a "escuchar" la tuya. Le dejo un comentario a psico para que pase por aqui a leerte y si quieres una vez leido elimino el mensaje -tambien aprecio el anonimato. Besazos para tí también, espero que la vida no te trate muy mal.

      Eliminar
  2. Eso se llama realidad, hay quien intentamos evadirnos de ella a cada momento que la vivimos y hay quien no puede. No sé que será mejor. Un Abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hacía referencia a lo que va más allá, a ese momento brillante pero a la vez muy oscuro en que presencias algo que no puedes concebir, que eres incapaz de creer aunque todos tus sentidos te dicen lo contrario, a ese momento en que la realidad abandona toda definición y comienza a mezclarse con lo onírico hasta que te consume el absurdo.

      Eliminar
  3. Quítame la venda
    Y déjame ver lo amargo de la vida
    Que soñar entre engaños no lo quiero, ni va conmigo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Para eso existo.
      Gracias por tus palabras,
      saludos.

      Eliminar
  4. Los infiernos suelen yacer o vivir dentro de la mente.

    Así que los infiernos que tengas que venir prefiero no imaginármelos con antelación.

    Un beso.

    ResponderEliminar

escupe.