domingo, 15 de abril de 2018

La comunidad científica está empezando a unirse 
en torno a la idea de que el Holoceno ha terminado,
una era que se se inició tras la última glaciación
remontándose docemil años atrás. 
Ha acabado, debido al brutal impacto 
del ser humano y su masificación por el planeta. 
Por si nadie os lo había dicho, 
bienvenidos al  Antropoceno.

La información de ésta realidad llega a mí
holística e irónicamente ahora, 
en pleno cambio de paradigma, 
mientras me despido de una era de mi vida,
dispuesta a saludar a una incierta 
pero nueva etapa muy distinta 
en mi propio camino.

Y ojo, ésto os parecerá muy loco, pero-

No puedo evitar sentirme como parte de un  
inmenso e infinito fractal, porque:
 La humanidad entera a gran escala 
(llendo un poco más allá también el planeta)
sufre un cambio
que se replica en el individuo a pequeña escala,
de manera que la situación resulta idéntica
indiferentemente de si la miras muy de cerca o muy de lejos.
Y- me pregunto si a una escala mucho mayor
el Universo, o incluso el Multiverso o todo el Cosmos entero
se encuentran en un momento de transición épico (y aterrador)
que ni siquiera somos capaces de percibir o empezar a atisbar. 

En cuyo caso y (claro) cómo se desarrollen las cosas,
me enfrentaria por primera vez en mi vida a la posibilidad
de empezar a pensar que  
no ha estado tan mal nacer ahora,
porque quizá alcance a tener la ocasión de presenciar 
si no el fin, al menos el principio del fin de la humanidad. 

Y eso sí que sería digno de ver, joder. 
Es insólito sentirme tan optimista.


4 comentarios:

  1. Resulta cuanto menos inquietante, me pondré las gafas de sol y un buen vino para verlo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, no afirmo que sea el fin, sólo especulo que molaría que lo fuera.
      Pero coincido contigo en que sería digno de ver con una buena botella de vino, saludos.

      Eliminar
  2. Ya Sócrates escribía cosas parecidas, en la antigua Grecia.
    Realmente no es el final de nada, es la evolución anti-natural del ser humano. Una lástima.

    A mí me alegra haber nacido ahora, porque así te leo y te conozco en los versos (y tener la esperanza de verte en persona, algún día).

    ¡SALUDOS!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No soy digna de una comparativa así con los grandes(enormes), pero siempre me he considerado más de la escuela de Ciorán, quien posiblemente entendería tu tono adulador como síntoma de inteligencia sibilina y peligrosa si la juntas con alguna pretensión desconocida. Eres toda una incógnita. Saludos.

      Eliminar

escupe.